Los fideos de Pekín

Pecera de  Guppys en el restaurante Beijing Noodle nº 9 de Las Vegas

Recientemente, se ha sabido que la empresa propietaria del Caesar’s Palace, el más famoso casino de la ciudad norteamericana de Las Vegas, está al borde de la quiebra.

Ha sido el resultado de un enorme endeudamiento acumulado durante años y producido por el gigantesco esfuerzo realizado para lograr espacios espectaculares que atrajeran la atención de sus numerosísimos clientes.

El Caesar’s Palace, en la ciudad del estado norteamericano de Nevada, es una maquina destinada a satisfacer las necesidades de experiencias lujosas para una gran parte de la clase media estadounidense. Su estrategia de consumo se basa en  la propuesta de espectáculos que encandilan a sus usuarios y, también, la creación de recintos únicos que ofrecen novedosas formas de experimentar sensualmente el espacio. Como ocurre con el sugerente restaurante Beijing Noodle nº 9.

 Espacio interior del restaurante  Beijing Noodle nº 9 por Design Spirits Co. Foto:Barry Johnson

Inspirado en la estética del imperio romano, el Caesar’s Palace es un gigantesco emporio construido en un lugar prominente del famoso Strip y que cuenta con 3.350 habitaciones organizadas en cinco gigantescas construcciones rematadas con esculturas, arcos y frontones de falso mármol. Todo ello, de inspiración vagamente clásica o italiana.

Uno de sus elementos más espectaculares -y que constituye uno de los principales atractivos de Las Vegas- es la famosa fuente que preside el acceso al edificio y su inmensa galería comercial. La exhibición de agua, sonido y color es una de las principales atracciones de la ciudad, en la que se despliegan inmensas cortinas de agua, infinitos truenos y cambios de tonalidad que causan asombro entre sus espectadores y harían las delicias de los propietarios de las fastuosas mansiones italianas del Renacimiento.

El fastuoso complejo del Caesar’s Palace cuenta con numerosas atracciones en torno a su famoso casino de juegos. Ha sido un escenario favorito para diversas películas de Hollywood, destacando la saga de Ocean’s Eleven. En 2009 se inauguraría otro espacio espectacular allí, el restaurante de comida china Beijng Noodle nº 9.

Pasillo de acceso al espacio principal del restaurante.

Vista de la barra de servicio entre la sala principal y la cocina.

En esa nueva oferta de ocio, aparte de las cuestiones relativas a la comida y la atención que son muy criticadas por sus clientes, lo más interesante es el espacio generado. Un recinto bañado por una luz acuosa y adjetivado por una serie de peceras repletas de dorados peces Guppy. Es un diseño del equipo japonés Design Spirits Co, especializado en interiorismo con obras en Japón y otros lugares del sureste asiático.

Ese pequeño restaurante de solo 350 m2 se integra en la galería comercial y casino ofreciendo una propuesta de restauración muy diferenciada. Tras unas señales luminosas que anuncian la especialidad de comida ofertada, se inicia un recorrido ceremonial que recibe al visitante a través de un pasillo formado por una serie de peceras llenas de peces tropicales de color. Finalmente, se entra en un gran espacio resplandeciente en el que se puede comer sentado en mesas separadas o en bancos continuos junto a las paredes. Al fondo se ha planteado una barra para atender a aquellos que quieran realizar un consumo reducido. Las cocinas y espacios de servicio se sitúan en la periferia del recinto principal.

Para lograr el efecto general del espacio se han recubierto las paredes y techo de unas láminas metálicas perforadas que sigue un diseño en arabesco definido con formas curvas irregulares. Los elementos que configuran el recinto en todos sus límites junto con el mobiliario están tintados con un color blanco lechoso que acentúa la apariencia de irrealidad del lugar. El tratamiento de la luz con lámparas LED de un color neutro acentúa la sensación de paz en el interior de ese volumen casi etéreo.

Todo ello contrasta con las notas de color que ofrecen las cambiantes formas de los peces de colores desplazándose en sus acuarios transparentes. Todos esos elementos simples acaban generando un escenario surrealista, sorprendente y fluido. La barra al fondo ofrece un ligero contraste de color que añade unas bandas de tonos ocre y beige, ofreciendo así un elemento de orientación en un espacio que tiende a la inmaterialidad formal. El conjunto se remata con un potente aislamiento acústico que atenúa las fuertes emociones y sonidos generados en su entorno próximo.

El resultado es un recinto con una atmósfera de reposo y calma que fluye con el movimiento de sus diminutos habitantes acuáticos. Es un espacio que contrasta radicalmente con la excitación y el colorido del propio casino, así como con el resto de las ampulosas atracciones que integran el Caesar’s Palace.

Una propuesta arquitectónica que plantea una experiencia espacial singular desde la estrategia del contraste para lograr un relax mental en sus usuarios.

Beijing Noodle Nº 9, Caesar Palace. Planta general de la propuesta. Design Spirits Co Ltd. Las Vegas, 2009

Más información:

Design Spirits Co. Página oficial del estudio japonés de interiorismo y arquitectura
Beijing Noodle Nº 9 by Design Spirits co ltd. Dezeen 03/12/2009

Haciendo fideos en el restaurante Beijing Noodle Nº 9. Por el Chef Guo Ming Xin

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 3.3/5 (4 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +3 (from 3 votes)
Los fideos de Pekín, 3.3 out of 5 based on 4 ratings

Comentarios cerrados

130630_ARQP_WhiteBand.-120x600
130630_ARQP_WhiteBand.-120x600

Una iniciativa de

130708_CPPA_Logo_120px