Grietas en los edificios

160203_Mexico_Terremoto
Los edificios son construcciones que están en constante movimiento. Y, debido a ello, a medida que pasa el tiempo y envejecen aparecen todo tipo de fisuras y grietas. Ello es consecuencia de innumerables razones.

El profesor José Luis De Miguel, Catedrático emérito de Estructuras de la Escuela de Arquitectura de Madrid ha hecho un interesante trabajo titulado El lenguaje de las fisuras y las grietas que permite identificar las claves y orígenes de esas señales que suelen aparecer en las fachadas de los edificios.

160208_DeMiguel_FfisurasGrietas
En su introducción, José Luis de Miguel nos avisa que

Los edificios están vivos. Respiran, se cansan, mueven y degradan. Todos sus elementos, y son centenares, de docenas de materiales y composiciones diversas, están sufriendo alteraciones constantemente. Los situados más a la intemperie está sujetos a agresiones de todo tipo del ambiente exterior (luz, temperatura, humedad, viento, lluvia, aire, hielo), y los del interior no les andan a la zaga. Todos interaccionan con el medio, y evolucionan por degradación, pudrición, fragilización, oxidación, carbonatación y otras transformaciones, incluso por acciones biológicas. Todos, con el tiempo, acaban reduciendo o perdiendo sus cualidades. Cuando decimos resistente, impermeable, irrompible, inoxidable, nos referimos en realidad a que poseen esa cualidad sólo en un cierto grado, y que a la larga pueden perderla. El mérito de una construcción no es sino el de cómo mantener el mayor tiempo posible las cualidades deseables, sin fallos aparatosos, y sin que el conjunto se desmorone o arruine prematura o repentinamente, y en la que las partes alteradas se puedan reponer o restaurar con facilidad.

Pero además

Aun sin degradar, se producen constantemente cambios geométricos, por causa de la expansión, dilatación o contracción, originada básicamente por el cambio de temperatura o humedad, con los ciclos diarios o estacionales. Además, muchos de los materiales sufren con el paso del tiempo, aumentos o disminuciones espontáneas de tamaño. Los morteros, hormigones y maderas pierden lentamente humedad y retraen. Las cerámicas ganan humedad y aumentan de tamaño. Son cambios diminutos, pero monótonos, incesantes, con efectos acumulados, y a la larga con consecuencias desastrosas. Por ejemplo, la expansión de la cerámica es responsable de la rotura de las tinajas, o el fracturado (craquelado) de los esmaltes vidriados. Estos cambios, aun los cíclicos, de respiración, pueden ocasionan el desarmado entre elementos constructivos, creando fisuras, ranuras, o despegues. Como antes, el mérito de la construcción es conseguir que estas alteraciones no generen ruina. Pero aunque no la produzcan, el efecto es muy llamativo, feo, y alarmante. En este asunto contamos con una enorme variedad de astutos recursos, como son impostas, rehundidos, entrecalles, y cuando no es posible evitar la aparición de una junta, ocultándola tras un “tapajuntas”. La ranura sigue apareciendo, pero no se ve. Algunos que llamamos daños son simplemente la manifestación de algo inevitable, que antaño solíamos camuflar, y ahora queda aparente, al haber prescindido, quizá por moda, de un recurso inteligente.

Pero lo importante es cuando esos problemas estéticos pasan a mayores y se producen grietas que, generalmente, tiene un origen estructural. Es, en ese momento, cuando es razonable empezar a preocuparse y hacer un ejercicio de análisis profundo para determinar las causas de las grietas que se puedan detectar en los edificios concretos.

El profesor De Miguel ofrece en su informe un extenso catálogo de sugerencias y claves para entender porque se producen estos desperfectos que tanto nos preocupan. Solo así se podrán diagnosticar los problemas profundos existentes en los edificios y poder adoptar las medidas que permitan su reparación antes de que se produzca la tan temida ruina.

El lenguaje de las fisuras y las grietas es un informe que ha sido publicado recientemente en el mes de Enero de 2016. Este trabajo está accesible para los asociados en la página en la red de ASEMAS.

Este es un texto patrocinado por ASEMAS Mutua de Seguros y Reaseguros Profesionales

Más información:
El lenguaje de las fisuras y las grietas, y su diagnosis. Por José Luis de Miguel, Arquitecto

informe_fisuras_grietas_10
Los distintos tipos de grietas en la edificación. Según José Luis de Miguel

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 3.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +2 (from 2 votes)
Grietas en los edificios, 3.0 out of 5 based on 1 rating

Deja una respuesta

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

130630_ARQP_WhiteBand.-120x600
130630_ARQP_WhiteBand.-120x600

Una iniciativa de

130708_CPPA_Logo_120px