Edificios que he visitado

Sobre la casa Sert en Harvard, Massachussets
Por José F. Trujillo La Roche


Al escribir este artículo he vuelto a comprobar cómo se va acumulando información o, si se quiere, el conocimiento a lo largo de los años. De forma dispersa se van reuniendo las fichas de un rompecabezas con las que, finalmente puedes componer un pequeño fragmento de una historia. Naturalmente, hay miles de piezas más con las que puedes seguir ampliando esa parte inicial.

En el año 1959 regresó mi padre de Cuba, después de pasar un año entre La Habana y el interior. Muchas cosas “modernas” vio en la Isla, según me contó; entre otras las nuevas urbanizaciones que estaban haciendo los americanos. En aquellos años, yo era un niño que no tenía ni idea de que fuera a estudiar arquitectura.
Algunos años más tarde, en 1972, se inaugura la sede del COAC en Tenerife y nos traen a los alumnos de la Escuela de Arquitectura Las Palmas. Entre los actos, uno de los más importantes es el homenaje que se le hace al arquitecto catalán Josep Lluis Sert.
En segundo de carrera sabía muy poco de arquitectura, aunque hacía años que era consciente del régimen que teníamos en España, por lo que siempre impresionaba la visita de un exiliado republicano. Su prestigio internacional y el haber sido Decano de la Graduate School of Design en la Universidad de Harvard (GSD), supongo que ayudaba bastante. En todo caso, hay que reconocer la buena elección de los dirigentes colegiales del momento. Por lo menos nos enteramos de qué era el arquitecto, junto con Luis Lacasa, del Pabellón de España de la Exposición Internacional de París en 1937, donde se expuso “El Guernica” de Picasso (reproducciones de este cuadro formaban parte de la decoración de muchos pisos de estudiantes de los años 70). También supimos que había trabajado con Le Corbusier en Francia.

Pabellón de España en la Exposición Internacional de París. Sert y Lacasa, 1937

Ese mismo año de 1972, veinticuatro alumnos de la Escuela de Arquitectura de Las Palmas (ver las crónicas en el libro que conmemora los 40 años de esa escuela de Arquitectura), nos fuimos de viaje de “estudios” a Estados Unidos, durante las vacaciones de Semana Santa. Estuvimos unos días en Nueva York, donde vimos, entre otras muchas cosas, “El Guernica” en el MoMA.
Esos días, un grupo alquilamos unos coches y partimos hacia el norte. No sé si fue por medio del Colegio de Arquitectos o de qué forma, pero lo cierto es que al menos doce o dieciséis “peludos” nos presentamos en la casa de Josep Lluis Sert.
A partir de ese momento ya fui informándome de la obra de este arquitecto. En ese viaje ya vimos algunas obras suyas, como los apartamentos para estudiantes casados en Harvard. Posteriormente, cuando estudiaba en la Escuela de Madrid, visité también algunas otras obras de Barcelona, como el edificio dela calle Muntaner. Además, conocí sus propuestas de la primera etapa, con la creación del GATCPAC yla revista A.C.
Pero ahora nos encontrábamos en la propia casa de Sert. Además de recibirnos, nos invitó a comer al día siguiente en la residencia de otro profesor de Harvard que seguro era alguien conocido. Al terminar la comida, un antiguo lector de la universidad citada, de origen colombiano, nos llevó a visitar la casa que había construido Walter Gropius mientras fue Decano de la GSD de Harvard. Nos recibió su viuda, pero esta historia la contaré otro día.
Para recordar algo de la casa de Sert, incluso de su vida, he tenido que repasar algunos libros bastante recientes, cuyas cubiertas les muestro.

La casa de Sert en Francis Avenue 64, esquina Irving Street, Cambridge M.A. (ya todo se puede buscar con Google earth), se construyó con un proyecto del año 1956, en un solar en esquina de 922’5 m², propiedad dela Universidadde Harvard.
El arquitecto quiso hacer un experimento, mejor, un prototipo. Una casa que pudiera repetirse y crear todo un barrio. Siempre tuvo Sert un planteamiento urbanístico, desarrollado desde los años en que dirigió los CIAM (Congresos Internacionales de Arquitectura Moderna).
La casa, muy conocida por haber sido muy publicada en su época, representa uno de los muchos modelos de casa-patio de una altura, de la arquitectura moderna. La planta tiene tres patios y se resuelve mediante cinco bandas rectangulares.
La primera es un patio cerrado a la calle. La segunda es el salón con su característica sección que inclina la cubierta en sus extremos para captar la luz. El salón lo divide del comedor con su chimenea-estantería. La tercera banda está constituida por el patio central cuadrado de 7m de lado, con la cocina a un lado y el distribuidor de entrada y librería en el otro. Los dormitorios forman la cuarta banda, siendo otro patio la quinta.
En la zona de la entrada por la calle Irving, deja un jardín arbolado con un seto vegetal de poca altura. En el otro extremo, junto a la cocina, se sitúa el garaje, con una entrada de servicio. En el garaje se sitúa la escalera que baja al sótano, situado bajo el rectángulo de los dormitorios.
El exterior de la casa es de ladrillo rojo y madera, como los edificios tradicionales de la ciudad y del campus de Harvard. El interior es completamente blanco.
Mucho se puede hablar de la sensación de amplitud por la relación de las estancias y los patios, o de las medidas de la casa que derivan del Modulor de Le Corbusier.
Una vez leí que un explorador inglés, en cualquier lugar del mundo donde se encontrara, selva, montaña, etc., montaba, to 5 de la tarde, una mesa y se tomaba el té con su tetera y tazas de porcelana. Era la forma de saber quién era y cómo interpretar o situarse en el mundo.
Algo parecido creo que hizo Josep Lluis Sert con su casa. Se creó, en su país de acogida, un paisaje personal tras las tapias de sus patios, decorados con murales de sus amigos como Constantino Nivola o el diseño de los jardines de Hideo Sasaki. Pero esta idea se acentúa en el interior, donde en sus blancas paredes se colocan las obras de Miró y otros artistas, incluido un retablo románico catalán. Una forma de encontrarse como en casa, con los suyos.
Pero esta casa es la culminación de sus experiencias con TPA (Town Planning Associates), con la que planificó muchas actuaciones urbanísticas en Sudamérica, incluidas las realizadas enLa Habana, de las que, como he dicho, me hablaba mi padre en mi infancia.
Dedicado a Alejo Alberto Trujillo Mora (mi padre), en su 91 cumpleaños.

Este artículo se publicaría en REDAC nº 1  2011, Revista Digital de los Arquitectos de Canarias que dirige el autor

More Information:
Pabellón de la Republica Española. José Luis Sert y Luis Lacasa.
Casa Sert en Cambridge

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 4.4/5 (7 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +6 (from 6 votes)
Edificios que he visitado, 4.4 out of 5 based on 7 ratings

Leave a Reply

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

130630_ARQP_WhiteBand.-120x600
180607_ARQP_PNSM_Banner_122

Una iniciativa de

130708_CPPA_Logo_120px
130630_ARQP_WhiteBand.-120x600